Pages Menu
Categories Menu

Preguntas frecuentes

¿Necesito un coach?

La mayoría de las personas suelen preguntar para qué necesitan un coach y la respuesta suele ser bastante sencilla: para realizar un proceso de coaching es suficiente que haya nacido en ti una inquietud, que quieras alcanzar una meta, que te enfrentes a alguna dificultad… Quizá no tengas muy claro tu objetivo o lo que estás buscando, pero lo que sí sabes con certeza es que ahora mismo no estas satisfecho en algún área de tu vida y tienes el deseo de cambiar esa sensación. Si estás en un momento de transformación, de bloqueo o simplemente quieres conocerte, el coaching es para ti.

Debes saber que el coaching no es magia y que solo funciona cuando tú tienes la completa voluntad de abrir tu mente, conocerte, romper paradigmas, tomar conciencia, desaprender, trabajar tus creencias, tus miedos, esclarecer tu identidad y establecer planes de acción para alcanzar tus objetivos. Para esto es fundamental aceptar que la responsabilidad del éxito en este proceso solo depende de ti y del grado de compromiso que tengas por sacar adelante tu mejor versión.

Trabajar de la mano con tu coach te permite tener un mejor presente y diseñar, con tu propio lápiz, el futuro que deseas.

¿Cómo se hace?

  • Las sesiones de coaching son básicamente diálogos de una duración de entre 30 y 90 minutos (El tiempo depende de la forma de practicar el coaching de cada coach).
  • Cada proceso es distinto pero básicamente el mínimo aconsejable para obtener resultados es de tres a seis meses durante los que el coach acompaña al cliente, por medio de preguntas, hacia sus objetivos y metas.
  • El coach utiliza diversas herramientas buscando y centrándose siempre en los objetivos a alcanzar por su cliente con el fin de obtener información relevante para que el cliente esclarezca sus próximos pasos y llevarlo a la acción.
  • Si el coach no vive cerca del cliente, el coaching se puede hacer por teléfono o por e-mail y puede llegar a ser tan efectivo como si se hiciera de forma presencial.  A muchas personas, conversar por teléfono o expresar ciertas cosas por escrito les resulta mucho más fácil que hablarlas cara a cara.

¿Cuánto dura?

Cada sesión de coaching tiene una duración aproximada de una hora y el proceso completo varía su duración en función del objetivo que se haya marcado el cliente (normalmente de un mes en adelante), en coaching tratamos de generar personas con recursos, o lo que es lo mismo, la antítesis de la dependencia; por ello fijamos objetivos concretos y temporales, para poder medir cuando los alcanzamos y acabar el proceso de coaching. En todo caso tú decides al final cuando quieres terminar el proceso.

Previamente se acordarán los días y horas preferentes para la realización de las sesiones así como la cadencia (semanal, quincenal…) que, en función de los objetivos y de los progresos, se podrán espaciar.

Durante el tiempo que transcurre entre la celebración de sesiones, los clientes pueden comunicarse por correo electrónico para solventar cualquier duda o eventualidad, compartir un éxito, etc.  Si la situación fuera urgente o grave, también pueden llamarme por teléfono en cualquier momento.