Pages Menu
Categories Menu

Posted by on 21 Jul , 2018 in Portada | 0 comments

Hay días que dudo…

Hay días que dudo…  Sé que solamente ha pasado un año y, sin embargo, hay días que tengo la sensación de que te has ido hace mucho, mucho tiempo.  Este año se me ha pasado muy rápido y, al mismo tiempo, cada día he sentido el dolor de tu ausencia  y eso hacía que fueran pasando lentos los días pero, con todo y con ello, ¡el año ha pasado muy rápido!

Hay días que dudo de que te hayas ido y eso creo que es porque, en cada uno de nosotros, dejaste un poquito de ti, un detalle, un gesto, un dicho, un tono de voz, una canción…, algo que “salta” cuando menos lo esperamos y nos hace recordarte como eras. ¡Y cómo eras!  Se nota tu ausencia. Se nota mucho y eso creo que es bueno, ¿verdad? porque tiene que ser muy triste irte de este mundo sin que nadie lo note, sin que nadie te eche de menos.  Tú, desde luego, no podrías decir eso porque no te puedes imaginar la cantidad de gente que te echa de menos, la cantidad de personas que todavía hablan de ti y se ríen recordando tu personalidad y tu vitalidad.

No voy a engañarte diciendo que la vida es insufrible sin tu presencia,  ¡que va!  ¿Qué se te echa de menos? ¡claro!  Se hace raro que no estés, pero eso ya no tiene remedio, así que no queda otra que vivir la vida y tratar de vivirla con la máxima felicidad posible.  Y como la felicidad no es más que una actitud, ¡pues eso!, hay que tener actitud y pensar en toda la cantidad de cosas maravillosas que compartimos contigo y que hoy nosotros seguimos disfrutando. La vida ha seguido rulando para todos aquí abajo y seguro que tú, a través de tu espíritu o lo que quiera que sea, has podido ver todas las cosas que nosotros hemos vivido.  Todos hemos vivido experiencias de todo tipo, unas mejores, otras no tan buenas y otras maravillosas y, en todas ellas, siempre has estado presente de una u otra forma ¡ya lo sabes tú, pajarita!

Tú nos enseñaste que, en esta vida, siempre hay algo que celebrar y, sobre todo, nos enseñaste a celebrar los aniversarios de nacimientos, bautizos, comuniones, bodas, accidentes, operaciones…, ¡qué no dabas tú por una buena fiesta!, todo se puede celebrar, cualquier motivo es bueno para reunirse y brindar por la vida; por la que hay o por la que se fue, ¿qué más da?, lo importante es reunirse para seguir queriéndonos y para sentir y oír que nos queremos.  Así que, en tu memoria, hoy nos hemos vuelto a reunir todos tempranito para celebrar tu primer aniversario.  Primero misa (no nos la ibas a perdonar), y luego reunión para brindar, para recordar y, sobre todo, para seguir cultivando el amor fraternal y familiar como solo puede hacerse en una buena celebración.

Todos los días estás presente, lo sabes.  Pero hoy lo estarás con más motivo porque es tu aniversario, tu primer aniversario. Hoy no tendrás regalos, pero podrás contemplarnos de nuevo a todos juntos y unidos en torno a tu memoria, ¡y eso ya sabemos que te gusta!   No sé si será muy correcto desearte feliz aniversario, pero espero que hoy le pidas permiso al Jefe y bajes un ratito a nuestro lado a celebrarlo, porque hoy no solo estarás presente sino que, además, vas a ser la protagonista. Nuestra protagonista favorita.

Espero que hoy vivamos todos un feliz aniversario, que todos te recordemos con alegría, que nos riamos como hacemos siempre que hablamos de ti y disfrutemos de tu recuerdo pero, sobre todo, de nuestra mutua compañía. Hoy también tenemos motivos para celebrar. Brindaremos por tu feliz memoria. ¡Feliz aniversario, familia!

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *