Pages Menu
Categories Menu

Posted by on 1 Ene , 2017 in Testimonios | 0 comments

Testimonio de Chrystèle Gonort (48 años, Logroño)

“El coaching me ha permitido afrontar la vida con más tranquilidad, además confío muchísimo más en mí porque me veo capacitada para resolver todo lo que en principio parece impensable. “

El coaching ha sido una experiencia muy positiva para mí. Realmente lo aconsejo a todos los que tienen problemas para alcanzar un objetivo y que lo ven tan difícil como escalar el Everest. El coaching ayuda a subir poco a poco pequeñas montañas para, al final, poder subir el Everest.

Lo ideal del coaching es que uno mismo se fija sus metas o sus desafíos y uno mismo encuentra soluciones para alcanzar poco a poco los objetivos que se ha fijado. El coach nos ayuda a “desatar” unos nudos que, muy a menudo, nos hacemos y que solos, nos vemos incapacitados para “desatarlos”.

El coaching me ha permitido afrontar la vida con más tranquilidad ya que ahora sé que siempre tendré a alguien para ayudarme en caso de nuevos “baches”, además confío muchísimo más en mí porque me veo capacitada para resolver, con la ayuda de mi coach, todo lo que en principio parece impensable.

Ojalá tengáis la suerte de encontrar a Mikel, pero cuando digo encontrar me refiero a encontrarlo en profundidad para que os deis cuenta de su capacidad de escucha, de empatía y, sobre todo, su capacidad de no tomar partido.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *