Poner el foco en lo importante.

“No hay que perder tiempo para poner foco en lo importante.”

11401323_10153263469748190_6509157349684518055_nEs curioso como muchas veces “los astros” parecen alinearse en la misma dirección para insistir una y otra vez, a través de los medios más variopintos, en un mismo pensamiento. El otro día llegaron a mis manos, a través de Facebook, una serie de imágenes realmente brillantes, sugerentes y bien hechas que me centraron en una reflexión a la que vengo dando vueltas con cierta recurrencia en los últimos meses.

Debe ser que me estoy haciendo mayor; y me explico: Cuando camino por la calle observo muchas personas mayores, unas con mejor o peor salud que otras, con mejor o peor aspecto, con más o menos años pero todas ellas mayores de 70 calculo yo. Unos van con los nietos de la mano, otros van acompañados de esos nuevos ángeles guardianes en que se han convertido tantos inmigrantes que, a falta de hijos, ponen tanto mimo (casi siempre), en atenderlos; otros van ligeros, provistos de un chandal ancho y sus zapatillas como orgullosos deportistas; algunas van cargadas (demasiado), con la compra del día, unos con bastón, otras con andador, unos desaliñados, otras coquetas y presumidas… La variedad es muy amplia, pero todos tienen ese elemento común de haber superado ampliamente la edad de jubilación.

Me gusta inventarme sus vidas y pensar que alguna vez fueron niños que, como yo, jugaron a pillar en El Espolón y se bañaron en “Puentemadre”, y compraron caramelos donde “Tolo”… Todos ellos fueron jóvenes que descubrieron la vida llenos de energía e ilusiones y todos ellos también, no hace tanto tiempo, tuvieron la edad que yo tengo ahora…

Y es ahí, justo ahí, cuando mi cerebro sufre un pequeño cortocircuito porque parece que mi mente no entiende que tenga 54 años, piensa que todavía tengo 35 (hay días que incluso menos) y, a pesar de que mi cuerpo (sobre todo en los últimos meses), está totalmente al tanto de los años que he vivido, mi mente se empeña en pensar que el tiempo no ha pasado y no quiere acompasar su ritmo al de mi cuerpo.

La verdad es que yo se lo agradezco. Y espero que siempre sea así; que cuando mi cuerpo cumpla los 95 mi mente piense que tiene 60. Tiempo habrá de acompasarlos.

Pero mientras pienso eso, también pienso que no hay tiempo que perder, que solo se vive el presente, que el pasado ya no importa y solo cuenta el aquí y el ahora. Mi vida podría haber sido diferente, pero eso ya no cuenta, lo que de verdad cuenta es lo que estoy viviendo hoy y lo único que me preocupa es si mi realidad actual, mi día a día, mi vida -que solo es este instante-, la estoy viviendo conforme a mis valores, si soy leal conmigo mismo; porque creo que eso es lo único que me va a permitir determinar, al final del camino, si he tenido éxito en la vida, si he tenido una vida plena, si he vivido la vida que he querido.

No importa de dónde vengo ni como he llegado hasta aquí, lo que importa es saber a dónde voy y para conseguirlo, es necesario poner siempre el foco en lo importante. ¿Y qué es lo importante? Pues yo, por mi parte, cada día tengo más claro que lo importante es vivir conforme a esos valores. Unos valores que, al fin y al cabo, son también los que dan forma a mis emociones y a mis propias creencias, unos valores que cada uno lleva consigo, (aun sin saberlo) y que son todo lo que nos hace falta para tener éxito en la vida y ser felices.

Utilizar mis emociones de forma consciente para guiar mi comportamiento frente a la vida, y servirme de esos valores y de mis propias emociones para aumentar mi bienestar personal y el de los que me rodean. Eso es lo importante. Y ahí es donde quiero poner mi foco.

No puedo negar que hay días en que siento un profundo vértigo al pensar que, como dice el viejo tango, “veinte años no es nada” y que la vida pasa en un “pis-pas”, pero cuando siento que son mis valores los que van dominando mis emociones, siento también que estoy viviendo el presente con plenitud; que vivo el aquí y el ahora con absoluta consciencia y responsabilidad, sin perder el tiempo y poniendo el foco en lo que realmente es importante. Y eso me hace más feliz. ¿No es eso lo importante?

22

11 2016

Homofobia, reivindicación y empatía.

Odio-la-palabra-homofobiaLa dignidad, la igualdad de trato y la igualdad de género ante la ley conforman un derecho fundamental y universal reconocido por la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Todos los seres humanos nacemos libres e iguales y aunque es una evidencia que el lugar de nacimiento y las circunstancias económicas siguen siendo un claro motivo de discriminación, hay otras situaciones que podemos y debemos superar.
La condición sexual de los seres humanos no es una enfermedad, eso es algo que siempre se ha sabido pero que, desde que el 17 de mayo de 1990, la Asamblea General de la OMS eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales, se ha convertido en un hecho irrefutable. Conmemorando aquél 17 de mayo, hoy celebramos en todo el mundo civilizado el Día Internacional contra la homofobia, la bifobia y la transfobia y aunque, como digo, esto es algo indiscutible, todavía tenemos que hacer esfuerzos en ese mundo civilizado, para defender los derechos y garantizar el respeto del colectivo LGTBI (Lesbianas, Gais, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales).
No cabe duda de que, en los últimos años, los colectivos LGTBI han conseguido importantísimos avances, principalmente y de forma muy significativa en los países occidentales en los que, poco a poco y todavía con bastante resistencia por algunos sectores sociales, algunas leyes y derechos han sido equiparados.
Sin embargo, todavía hoy existen casos de discriminación y violencia absolutamente intolerables, que exigen incrementar las acciones para defender la igualdad. Este es el caso de la Homofobia y la Transfobia, dos formas de discriminación que no deben tener cabida en ningún ámbito de la sociedad pues lesionan los derechos de las personas, atentan contra el ordenamiento jurídico y quiebran la convivencia democrática y plural.
Todos los seres humanos nacemos libres e iguales, pero también en este tema, depende de dónde hayas nacido y del dinero que tengas porque, si incluso en estos países “civilizados” que hemos adoptado medidas y leyes de reconocimiento de derechos básicos al colectivo, todavía tenemos dificultades para hacer respetar esos derechos y evitar situaciones de discriminación y falta de respeto, imaginemos las dificultades que el colectivo tiene en otros países.
Esa discriminación, a pesar de todo, vive más cerca de nosotros de lo que sería deseable. Meterse en la piel de quien vive esa discriminación, caminar en sus zapatos, ponerse en su situación existencial, ver las cosas desde su punto de vista…, empatizar con su situación es, en definitiva, la mejor medicina contra la discriminación. Hacerlo con todos los seres humanos y hacerlo todos los días, sería la mejor vacuna contra la intolerancia. Mientras eso no suceda, tendremos que vivir todavía muchos 17 de mayo en los que la reivindicación de los derechos básicos de gais, lesbianas, transexuales, bisexuales e intersexuales tendrá que hacerse visible y ruidosa. La homosexualidad no es una enfermedad, ¡la homofobia sí!

17

05 2016

El observador que somos.

12931080_10206162470356738_4407524558821270837_nEl primer principio del coaching ontológico nos enseña que “no sabemos cómo son las cosas, solo sabemos cómo las observamos o cómo las interpretamos.” Lo que nos dice por tanto, es que todos los seres humanos vivimos en mundos interpretativos y que ninguno de nosotros sabemos, en realidad, cómo son las cosas, sólo sabemos cómo las observamos y por lo tanto, nuestra interpretación de lo que observamos depende, fundamentalmente, de quiénes y cómo somos.

¿Y quiénes somos a la hora de observar? Pues somos, ni más ni menos, que el equilibrio imperfecto entre nuestra corporalidad, nuestro lenguaje, nuestras creencias, nuestras emociones y nuestra historia. Todos esos elementos son los que conforman el observador que somos cada uno de nosotros, y son los que determinan nuestra interpretación respecto de cualquier cosa que sucede a nuestro alrededor. Cualquier modificación que hagamos en uno de esos elementos, afecta al resto de elementos y, en consecuencia, al observador que somos.

Cuando últimamente algunas personas me preguntan qué es esto del “coaching”, en lo primero que pienso siempre es en esto: en el observador que somos cada uno de nosotros. Y trato de explicarles que el coaching es un método profesional de conversación en el que se trabaja con el cliente para modificar el tipo de observador que es y ayudarle a conocerse mejor, a identificar y entender sus auténticas motivaciones y a realizar acciones y alcanzar metas y objetivos que antes no podía alcanzar.

Un proceso de coaching consiste en acompañar a las personas en la búsqueda de nuevos puntos de vista, de nuevas interpretaciones de lo que vive y ve, para propiciar un cambio de observador que le ayude a desbloquearse y que le permita darse cuenta de que, cambiando el observador que es, puede generar nuevas acciones para obtener los resultados que realmente desea.

Mi trabajo, por tanto, consiste en acompañar a mis clientes, a través de preguntas y de una conversación profesional, a reflexionar sobre sí mismas y su entorno y cuestionar todo aquello que están acostumbrados a creer y sentir; les ayudo a identificar sus creencias limitantes y a trabajar para cambiarlas o para integrarlas y aceptarlas de mejor manera.

Solo cuando nos atrevemos a cuestionarnos y a ponernos en duda es cuando descubrimos que, en nosotros mismos, existen muchos observadores diferentes que nos ofrecen mil maneras distintas de ver, sentir y alcanzar nuestros sueños.

El coaching nos enseña que, si estamos dispuestos a desafiarnos y mirar en nuestro interior, aprenderemos nuevas miradas que nos permitirán reconocer nuestras limitaciones y cambiar nuestra mirada del mundo y de nuestra propia vida. Y si cambiamos esa mirada, podremos superar nuestras propias barreras, concretar objetivos, soñar y disfrutar de una vida más plena y feliz.

14

04 2016

Creencias y valores: una herencia impagable.

IMG_8579“Cuán grande riqueza es, aún entre los pobres, el ser hijo de un buen padre!
Juan Luis Vives

¡Ahí lo tenéis! Este es mi padre. Ayer cumplió 98 años y lo celebramos como es debido, con tarta y velas que sopló con firmeza y seguridad, las mismas que han presidido todos los días de su ya larga vida.

A su alrededor nos reunimos toda la familia para celebrarlo como siempre se hacen estas cosas: comiendo y bebiendo. Pero la reunión fue mucho más que una comida. Nos reunimos porque lo amamos, porque queríamos expresarle, como hacemos siempre, nuestro agradecimiento por todo lo que nos ha dado en la vida y no solo por darnos la vida o por su esfuerzo en darnos cobertura material. Lo hicimos especialmente porque, si algo valoramos en nuestro padre, es el amparo moral, ético y espiritual que nos ha proporcionado durante todos los días de nuestras vidas.

Siempre ha sido un ejemplo de coherencia con sus creencias y valores. Nosotros lo veíamos y no le dábamos importancia, pero ahora somos conscientes de que su ejemplo, ha sido para nosotros un proceso de aprendizaje mucho más efectivo que si nos lo hubiera ido explicando con palabras día a día. Toda su vida sembrando con el ejemplo ha servido para que, hoy en día, nuestro propio sistema de creencias y valores se haya formado sobre una base ética lo suficientemente sólida como para estarle más que agradecidos.

Tenemos mucho que aprender ¡claro que sí!, pero lo que él ha ido sembrando es la base, la plataforma sobre la que hemos construido nuestro particular sistema de valores, nuestras creencias. De sus firmes convicciones, pero también de su extraordinaria flexibilidad y generosidad, hemos aprendido que lo importante no es aferrarse de manera estricta y cartesiana a esos valores y creencias que él nos ha ido entregando, sino que gozamos del libre albedrío que nos permite en todo momento decidir qué queremos creer, qué queremos cambiar respecto a nuestras creencias y qué no queremos cambiar. Tenemos el conocimiento, pero tenemos también la libertad para tomar nuestras propias decisiones al margen de presiones, necesidades o incluso de supuestas predeterminaciones religiosas. La decisión final siempre está en nuestras manos.

Por eso ayer, cuando pensaba en esto, vinieron a mi mente las palabras del gran humanista y pedagogo valenciano que presiden esta entrada. Me siento muy orgulloso de mi padre, de quién es y de quién ha sido y sé que soy y voy a ser siempre un hombre muy rico gracias a que he tenido la inmensa suerte de tener un buen padre. Un muy buen padre.

“Sed fieles a vuestras creencias y mantened como ciertos vuestros valores, ya que se trata de los valores de vuestros padres, de vuestros amigos y de vuestra sociedad. Estos forman parte de la estructura de vuestra vida y perderlos equivaldría a deshacer el tejido que constituye vuestra experiencia. Pero examinadlos uno a uno, revisadlos pieza por pieza. No deshagáis la casa, pero observad cada uno de los ladrillos y reemplazad los que veáis que están rotos y no pueden soportar la estructura”.
“Vuestras ideas respecto a lo correcto o lo equivocado son solo eso: ideas, son pensamientos que constituyen la forma y crean la sustancia de quienes sois. Sólo hay una razón para cambiar, sólo un propósito: si no sois felices de esa manera. No neguéis vuestra experiencia a favor de lo que os han dicho que penséis”.
Neale Donald Walsch (Conversaciones con Dios I)

11

04 2016

Un nuevo ramal en mi camino.

stock-photo-61558470-walking-direction-on-asphalt
“Nadie fue ayer, ni va hoy, ni irá mañana por este mismo camino que yo voy. Para cada hombre guarda un rayo nuevo de luz el sol… y un camino virgen Dios.”

 

León Felipe

 

Este fragmento del poema de León Felipe siempre ha estado presente en mi vida y me ha ayudado a comprender que hay tantos caminos como seres humanos y que nadie, nunca, en ningún momento de la historia de la humanidad, ha recorrido el mismo camino que yo transito en mi vida. Eso me hace sentirme único, irrepetible; y me lleva a pensar que tengo que ser capaz de aprovechar muy bien mi vida para que, al final del camino, pueda sentirme satisfecho. Ni siquiera digo orgulloso, simplemente satisfecho del camino recorrido.

Hace algunos años me empeñaba en analizar el trazado de ese camino y me reprochaba muchas veces, demasiadas incluso, los cambios de rumbo que iba tomando y también todo lo contrario: las veces que no había sido capaz de cambiar el rumbo. Pero, desde hace unos pocos años, he aprendido que no merece la pena mirar para atrás, que todo tiene un sentido y que, como dice una amiga mía, “lo que sucede, conviene” y eso me permite afrontar el resto de mi vida con liviandad, con la tranquilidad de quien sabe que, elija el camino que elija, siempre elijo el camino correcto porque ese es mi camino, el único camino, el que, al final de mi vida, me va a permitir sentirme satisfecho y espero también, feliz.

Las distintas direcciones que he ido tomando a lo largo del trayecto no siempre han sido satisfactorias. Como todo hijo de vecino, yo también he tenido (y tengo), mis más y mis menos, mis altibajos, mis fracasos y mis éxitos, mis momentos de sombra y mis momentos de luz, pero desde que soy consciente de mi unicidad, para mí ha sido mucho más fácil asumir mi trayectoria. Asumir los éxitos y los momentos de luz es fácil, pero los fracasos no es tan sencillo aceptarlos. Y, al menos en mi caso, aceptación nunca ha sido sinónimo de resignación, más bien de todo lo contrario: de superación.

Y esa es precisamente una de las cosas más importantes que he aprendido gracias al coaching y la inteligencia emocional; que todas las acciones provocan una emoción y todas las emociones, incluso las más incómodas, tienen una intención positiva. Encontrar esa intención positiva y utilizarla de palanca aun en las peores circunstancias es lo que más me está ayudando a superar viejos temores y a mejorar mis niveles de optimismo y felicidad.

También soy consciente de que el trazado de ese camino que yo recorro no está suspendido en el espacio, ajeno a cualquier otra influencia. Mi camino entra y sale en diferentes sistemas, recibe la influencia de los distintos sistemas en los que me desenvuelvo y guarda memoria de todos aquellos sistemas en los que me desenvolví anteriormente. Me gusta pensar que mi camino exclusivo, es como uno de esos “superescalextric” que vemos en las películas americanas, cientos de carreteras que se superponen, se conectan, se comunican, pero nunca ocupan el mismo espacio. Discurren independientes pero todas están influenciadas por miles de conexiones que marcan su trayectoria. Marta Ocampo, una de mis inolvidables maestras e introductora del coaching sistémico en España, afirma que “somos seres interdependientes que vivimos en un mundo de sistemas con lazos y vínculos con otros miembros. Vivimos en un mundo en el que todo está vinculado.”

Ser consciente de la existencia de esas conexiones es lo que me permite no sentirme solo sabiéndome único, lo que me proporciona equilibrio y resistencia ante la adversidad, lo que me permite tener los pies en el suelo cuando tengo la tentación de despegarlos, lo que me permite valorar que todas esas conexiones son las que me llevan y me han llevado en la vida a tomar un ramal determinado de mi camino, a abandonar el camino en ocasiones para abrir y explorar nuevas vías que me han hecho crecer y llegar a ser el hombre que soy. Un hombre satisfecho del camino que ha recorrido y lleno de curiosidad ante el resto de camino que queda por construir y explorar.

07

04 2016

Misericordia

Newly elected Pope Francis, Cardinal Jorge Mario Bergoglio of Argentina leaves after praying at basilica in RomeEl Papa Francisco, acaba de provocar de nuevo, un pequeño terremoto con su reciente catequesis de los miércoles en la que advertía, -en contra de la opinión que vienen manteniendo diferentes prelados en los últimos años-, que las personas divorciadas no están excomulgadas por la Iglesia, con lo que ha desencadenado no pocos desencuentros entre muchos fieles que siguen sintiendo la necesidad de acercarse a Dios a través de la comunión, incluso a pesar de esas insistentes advertencias.

En algunos comentarios de bar he escuchado estos días teorías que defienden que el Papa Francisco ha llegado para hacer una auténtica revolución y que las cosas van a cambiar definitivamente en esta Iglesia que parece que no avanza al mismo ritmo que lo hace esa sociedad que, día a día, van construyendo sus propios fieles.

Sin embargo, a mi me parece que, hasta ahora, el Papa todavía no ha contradicho ninguna de las teorías vaticanas. Veremos si lo hace después de escuchar el sínodo de la familia que se celebrará en octubre pero creo que todavía no ha rebatido ninguna de esas teorías arcaicas en las que tantos creyentes se sienten tan incómodos e incluso hasta expulsados de su Iglesia.

Es cierto que Bergoglio está haciendo preguntas. Preguntas que en muchos sectores de la Iglesia se interpretan como un síntoma de relajación y, en otros, como una clara voluntad de apertura: pederastia, homosexualidad, indisolubilidad matrimonial, compromiso medioambiental…, son asuntos sobre los que el Papa Francisco se ha hecho preguntas en voz alta y con la clara y evidente intención de que otros miembros de la Iglesia también reflexionen. Preguntas que han propiciado que los medios de comunicación de todo el mundo se vuelquen en procesos interpretativos de esas preguntas, alumbrando toda clase de teorías. Pero realmente, ¿ha dicho el Papa hasta ahora algo diferente a lo que ha venido sosteniendo la doctrina de la Iglesia? Definitivamente no. Sin embargo, lo que a mí si que me suena diferente, es esa insistencia suya, que aparece en todas sus reflexiones, sobre la necesidad de que la Iglesia practique la misericordia.

Recuerdo que esa es la palabra que más me llamó la atención en las primeras declaraciones públicas de Bergoglio tras su elección como Papa. Ya en ese momento habló de la importancia de la misericordia y tengo la impresión de que durante todo este tiempo que lleva al frente del gobierno de la Iglesia, no ha hecho otra cosa que insistir en ese concepto y apelar a la necesidad de que todos seamos compasivos con nuestro prójimo. Y, claro, este Papa sí que parece ser de los que quieren predicar con el ejemplo y es por eso por lo que, ante cualquier conflicto doctrinal parece querer anteponer la compasión y la misericordia a la doctrina y, sobre todo, a la clemencia o al perdón.

“¿Quién soy yo para juzgar?”, respondía el Papa cuando le preguntaban por la homosexualidad… Con cada una de esas preguntas que se hace en voz alta, parece querer decirnos que él no quiere que la Iglesia se convierta en juez todopoderoso que imparte clemencia o perdón respondiendo a un acto de generosidad con quien ha pecado.

Parece que quisiera avanzar hacia una Iglesia compasiva y misericordiosa. No te juzgo, pero ¿cómo puedo ayudarte a conseguir que tu infelicidad, que la fragilidad y las miserias humanas que te hacen sufrir como ser humano sean más llevaderas? ¿Cómo puedo aliviar el sufrimiento anímico que te causa tu propia fragilidad? ¿Qué acciones puedo emprender para aliviar tus males o para consolar tus aflicciones?

Quizá sea esa la auténtica revolución que está predicando Francisco: dejemos de ser clementes y empecemos a ser misericordiosos. No es tiempo de perdón, es tiempo de acción, de trabajar para mejorar la vida del prójimo. Del perdón ya se ocupará Dios.

10

08 2015

¡Qué lástima!, pero… ¡adiós!

AdiosMe invita Rioja2.com a firmar mi último artículo de opinión como presidente del Partido Riojano y reconozco que enfrentarme al folio en blanco me está costando más esfuerzo que en ninguna otra ocasión. Será que ya estoy en modo “off”.

Los resultados de las recientes elecciones municipales y especialmente de las autonómicas, han determinado un escenario político que, en apariencia, va a ser muy diferente al inmediatamente anterior en cuanto a la composición del hemiciclo riojano y a los modos y maneras de actuar en política y han provocado movimientos internos en todos los partidos políticos que, inevitablemente, van a repercutir y reflejarse en toda la sociedad riojana.

Sin duda, el más importante de todos ellos es la designación de José Ignacio Ceniceros González como nuevo presidente del Gobierno de La Rioja gracias a una suerte de carambola que, como siempre, le ha pillado en el lugar adecuado en el momento justo. Hay que recordar que el aprendizaje político del nuevo presidente es paralelo al de su predecesor. Ambos aprendieron los rudimentos de la política en su propia casa con el ejemplo de sus padres, dos viejos caimanes del caciquismo rural franquista que probablemente no fueran tan fieros como los pintan, pero cuya fama ha marcado, inevitablemente, el destino de sus respectivos retoños. Uno de ellos, Pedro Sanz, alcanzó la púrpura primero y, a su sombra, ha ido creciendo la figura de quien hoy culmina ese proceso convirtiéndose, por designación de su alter ego y por la absurda indolencia de Ciudadanos, en el nuevo presidente de La Rioja y en el nuevo referente del PP riojano.

José Ignacio Ceniceros ya está al frente del gran barco del Partido Popular al que, en los últimos años, se le han abierto varias vías de agua en su viejo y podrido casco. La gran incógnita es saber si está al frente del timón o simplemente lo han amarrado a la proa para que, a modo de mascarón, ofrezca una imagen distinta de un buque que mantiene el mismo rumbo y, lo que es más preocupante, el mismo patrón; el mismo que ejerce también de armador y capitán. Por el contenido de su discurso de investidura, se puede ver con claridad que su barco sigue haciendo aguas por las mismas vías que su ya fatigada tripulación viene intentando taponar sin éxito desde hace años. Es cierto que acaba de contratar a cuatro nuevos grumetes, pero la palmaria bisoñez que exhibieron de forma tan dramáticamente ridícula en el propio discurso de investidura del Sr. Ceniceros, no augura una travesía tranquila.

No cabe duda de que, de todos los portavoces parlamentarios, quien mejor supo aprovechar la oportunidad fue la socialista Concha Andreu que, sin ninguna duda, se reveló como la auténtica Jefa de la Oposición riojana, con un discurso fluido, certero y oportuno y con un tono severo y conciliador al mismo tiempo, que puede dar mucho juego en el futuro y que la convertirá en una auténtica alternativa siempre y cuando el resto de la marinería socialista sea capaz de asumir de una vez su responsabilidad, remar en la misma dirección y aceptar, sin rencores ni recelos absurdos, el nuevo liderazgo. Cuatro años no son nada y es evidente que en Concha Andreu tienen una excelente oportunidad.

No voy a ocultar que sufrí un poquito con el debate de investidura, aunque viendo, y sobre todo escuchando lo que se escuchó, no creo que fuera el único que sufrió esa mañana. Me sorprendió especialmente que el PP presentara a su candidato como si fuera una persona sin pasado político y como el paradigma de la capacidad de diálogo, el buen talante, la tolerancia, el respeto a las minorías y la habilidad negociadora. Todos sabemos que Ceniceros ha tenido en estos años la misma cintura que un bloque de hormigón y que fue precisamente la ausencia de esas virtudes lo que le convirtió en el único presidente de un parlamento condenado por el Tribunal Constitucional por vulnerar los derechos fundamentales de los propios diputados a quienes debía proteger, sometiéndose de forma vergonzosa a los intereses particulares de su propio partido. Con ese historial a sus espaldas oírle insistir en que él es un hombre de diálogo que va a escuchar con atención a los partidos con el “único afán de buscar acuerdos en asuntos de interés general en beneficio de La Rioja” y de “gobernar con honestidad, transparencia y participación”, resultaba bastante poco creíble, especialmente cuando era evidente que no eran afirmaciones espontáneas sino la simple lectura de una serie de fichas escritas con meticulosidad por su gabinete de asesores incluso antes de escuchar el discurso de los otros portavoces.

Es cierto que las distintas circunstancias provocan diferentes comportamientos en las mismas personas y que, así como Pedro Sanz se ha confesado incapaz de modificar su intolerante forma de ser y de actuar, es posible que Ceniceros sepa adaptarse a las nuevas circunstancias y revelarse como el hombre dialogante, amable y tolerante que nunca ha sido, aunque lamentablemente, la falta de convicción que transmitió en esos mensajes se hacía más patente con cada ocasión que insistía en prodigar unas virtudes que solo los suyos le reconocen.

En cualquier caso, cuando estas líneas se publiquen, yo ya habré dejado de ser el presidente del Partido Riojano y habré abandonado el ejercicio de la política al que tantos años de mi vida he dedicado. Confío en que esta decisión, unida a esa firme voluntad expresada por el Sr. Ceniceros de escuchar a los partidos, allane el camino para propiciar un nuevo tiempo en las relaciones del PP con mi partido. Es bueno que se hable y es bueno que quienes evidentemente somos un obstáculo para el entendimiento, demos un paso atrás para facilitar otro tiempo político. Como diría mi admirada Julieta: “no voy a llorar y decir que no merezco esto porque es probable que lo merezca, aunque no lo quiero. Por eso me voy… ¡qué lástima!, pero adiós.”

Aunque la obra sigue teniendo el mismo título, hay un nuevo escenario, hay nuevos actores y espero que también haya nuevos guionistas que sean capaces de ir escribiendo un nuevo libreto que deseo, con mi mejor voluntad y la mayor intensidad, que deje de ser esta especie de ópera bufa que, entre todos, hemos escrito y en la que el esperpento deje lugar a la esperanza.

La próxima vez que nos leamos, mi papel será ya otro. “Me despido de ti y me voy.”

06

07 2015

Ahora toca La Rioja

LA_RIOJAHa transcurrido ya más de una semana de campaña electoral y cualquiera que la esté siguiendo con mínimo interés se habrá dado cuenta de que los partidos nacionales no están centrado su discurso en los problemas reales y cotidianos que padecemos los riojanos.

Todos los partidos nacionales y sus franquicias riojanas están funcionando como máquinas electorales al servicio de sus líderes nacionales y los medios de comunicación están ocupados en informar de las luchas internas de esos partidos y de debates que nunca acaban sobre cómo construir un partido nuevo o como renovar uno viejo para gobernar España, preocupados en conseguir los mejores resultados para las elecciones de noviembre…, para las generales. Pero, ¿quién habla realmente de La Rioja?

Parece que todos los partidos nacionales plantean estas elecciones como si fueran una primera vuelta de las generales y por eso nosotros queremos decirles a los riojanos que esto no es así, que AHORA TOCA LA RIOJA; que en estas elecciones, lo que toca es hablar de La Rioja y de los riojanos; que este es nuestro momento, el momento de los ayuntamientos y del Parlamento de La Rioja. Que lo que nos jugamos en estas elecciones es lo más cercano. Que La Rioja no se gobierna a dedo, ni desde un despacho de Madrid o Barcelona, ni desde las tertulias de radio y televisión. La Rioja se construye día a día, a pie de calle, con trabajo, con ideas, con proyectos…, con acuerdos que se resuelven en nuestros ayuntamientos, en nuestro Parlamento y en el Gobierno que tiene su origen en ese Parlamento.

Ahora toca resolver nuestros problemas. Ahora toca decidir cómo queremos que sea nuestra sanidad, nuestra educación, la asistencia a los mayores, el futuro de los jóvenes, nuestra agricultura… Ahora toca decidir, sin imposiciones de ningún tipo, lo que los riojanos queremos para nuestra tierra, cómo la podemos mejorar y qué futuro queremos construir para nuestros hijos, utilizando nuestros propios recursos y haciendo uso de nuestra capacidad de autogobierno.

Porque nadie de fuera va a hacer por nosotros nada que nosotros mismos no seamos capaces de hacer. Ningún líder nacional va a venir a regalarnos nada. Todo lo que nos pase en el futuro depende de nosotros mismos y por eso queremos explicar lo importante que es que cuando vayan a votar, lo hagan pensando en La Rioja, pensando en su pueblo y en su tierra.

Y si piensan en eso, solo pueden votar al Partido Riojano. La Rioja tiene que saber que tiene un partido propio, que tiene un Partido que está orgulloso de ser y llamarse Riojano y que precisamente por ese orgullo va a ser capaz, más que ningún otro, de defender los intereses de La Rioja, por encima de cualquier otro interés.

Somos un partido fuerte, que tiene equipo, que tiene dimensión y que tiene una importantísima presencia territorial en La Rioja. Creemos profundamente en las posibilidades de nuestra tierra. Vivimos nuestro compromiso político con auténtico orgullo porque sabemos que con ello estamos ayudando a construir un futuro de esperanza para las generaciones del mañana.

Desde el Partido Riojano queremos transmitir a los ciudadanos ilusión por el futuro, queremos convencer a los descreídos de que La Rioja no es prisionera de nadie, que se puede cambiar el Gobierno, que ningún cacique provinciano es dueño de nuestro destino y que nosotros, los riojanos, somos los auténticos protagonistas de nuestro futuro; somos los auténticos dueños de nuestro destino y aquí no hay ningún padre de la patria que sea imprescindible para asegurar el buen gobierno de La Rioja.
Vamos a sumar, a unir voluntades y transmitir confianza en la capacidad de autogobierno que tiene esta tierra, en las auténticas posibilidades de desarrollo que se le abren si somos capaces de recuperar la libertad colectiva que lleva 20 años secuestrada por un partido único que mantiene intereses que no son los intereses colectivos de los riojanos.

Y para recuperar esa libertad colectiva, tenemos que sacudirnos la modorra que hace años se ha apoderado de las instituciones de La Rioja. Hay que abrir las ventanas, sacudir el polvo que se ha acumulado en las alfombras durante 20 años de letargo y, sobre todo, acabar con los corruptos y con los mentirosos. Erradicar la corrupción y la mentira de forma definitiva y gobernar con los riojanos.

El Partido Riojano quiere gobernar de otra manera. Queremos olvidar la prepotencia, los talantes antidemocráticos, la crispación y sobre todo, recuperar la normalidad en la vida política y social de La Rioja, recuperar los principios esenciales de la democracia. Queremos que se recupere la confianza en la clase política y sobre todo que se recupere la confianza en nosotros mismos.

La Rioja de los próximos cuatro años será una tierra en la que todos nos sentiremos más orgullosos de vivir, porque será una tierra que los hombres y mujeres del Partido Riojano vamos a ayudar a construir desde el diálogo, la honestidad, la participación ciudadana y el respeto a los demás.

Pero eso solo se podrá hacer si todos somos conscientes de que, en estas elecciones, toca nuestro pueblo. Toca nuestra tierra. Si no nos dejamos engañar por los dueños de las franquicias nacionales que van a venir a pedir el voto para sus marcas como si estas fueran la primera vuelta de las elecciones generales. ¡Que no! ¡Que en estas elecciones TOCA LA RIOJA!

17

05 2015

¿Qué se quiere tapar en el Centro de Menores?

Centro_de_Menores_Virgen_de_Valvanera_53126La Sala de lo Civil y Penal del TSJR solicitó ayer un informe a la Fiscalía sobre el contenido de la querella que, al parecer, ha presentado ya el Gobierno de La Rioja contra mí por posibles delitos de calumnias contra el consejero de Presidencia y Justicia del Gobierno de La Rioja, Emilio del Río, tras mi rueda de prensa en la que anuncié la imputación de la directora y del subdirector del Centro de Integración de Menores, Virgen de Valvanera, que gestiona la Fundación Diagrama.

Reconozco que siento curiosidad por conocer el contenido de ese informe de la Fiscalía y por saber si va a mantener el mismo criterio que hasta ahora porque, como recordarán, en su informe del 26 de febrero último, el Fiscal Jefe, después de que unos días antes había declarado que se iba a querellar contra mí, afirmaba que “este Ministerio Fiscal solo puede imputar la calumnia en los supuestos en los que la persona calumniada fuera funcionario o autoridad.” Es decir que, el propio Fiscal considera que el contenido de mis declaraciones no han podido ofender a ninguna autoridad por lo que entiendo que el informe que ahora le solicitan deberá mantener el mismo criterio y desaconsejará la admisión a trámite de laquerella presentada por el Gobierno de La Rioja por supuestas calumnias a uno de sus consejeros que,-que yo sepa-, evidentemente es autoridad. Por eso digo que tengo curiosidad por el contenido de este nuevo informe aunque también creo que lo normal es que se admita a trámite la querella. Lo anormal sería que no se admitiera.

También me llama poderosamente la atención el hecho de que el Gobierno de La Rioja se sienta tan ofendido y calumniado por mis declaraciones ya que, a raíz de los hechos conocidos, creo que tenía perfecto conocimiento, con anterioridad a mi rueda de prensa, de que tanto la directora como el subdirector del Centro de Menores, estaban imputados por un supuesto delito de coacciones y contra la integridad moral de los menores y, sin embargo, el consejero de Presidencia y Justicia, Emilio del Río, realizó una convocatoria pública en la que defendió sin ninguna duda el trabajo de estos trabajadores de la Fundación Diagrama. Pues bien, después de esta encendida defensa del trabajo de la Fundación Diagrama y de estos trabajadores, después de que el Gobierno y el propio consejero afirmaran que mis declaraciones son una pura invención y una absoluta mentira, ¿cómo puede explicar el Gobierno de La Rioja que se haya personado en el procedimiento judicial abierto contra estos trabajadores? ¿Puede explicarnos el consejero de Justicia, por qué después de defender con tanto ahínco a la Fundación Diagrama, se ha personado como querellante/denunciante contra estos mismos trabajadores a los que defiende? Me gustaría que alguien me explique la razón de que el Gobierno se ofenda tanto cuando desvelo la existencia de estas imputaciones y, sin embargo, no es hasta que las denuncio cuando decide personarse como acusación contra los trabajadores imputados.

Por otra parte, me sigue sorprendiendo que el Fiscal omitiera intencionadamente en su Decreto la declaración de un trabajador de la Fundación Diagrama que, el 18 de diciembre, comparecía en un procedimiento iniciado precisamente por el Ministerio Fiscal y el Centro de Menores en la que reconoció la existencia y utilización de celdas de aislamiento y de grilletes en el Centro de Menores y admitió incluso haberlos utilizado él mismo. En ese procedimiento, el trabajador acudió como testigo del denunciante, es decir, declaró como testigo de la Fiscalía y del propio Centro de Menores y hay que recordar que cuando se comparece como testigo, uno está obligado a decir la verdad. Pues bien, este testigo de la propia Fiscalía dice textualmente en su declaración “Que el menor se negó a ir voluntariamente a la celda de aislamiento…” “Que los grilletes se le retiraron una vez en la celda de aislamiento…” y que fue el propio declarante “quien le retiró los grilletes…”después de que se le trasladara “en volandas” a la celda de aislamiento.

Insisto en que esto lo declara, como testigo de la propia Fiscalía, un trabajador de la Fundación Diagrama y que esta declaración la conoce perfectamente el Fiscal cuando firma su decreto el 26 de febrero pero, sin embargo, en ese decreto el Fiscal afirma “Que los hechos relatados en la rueda de prensa, jamás han ocurrido. Nadie es castigado a celdas de aislamiento puesto que en el Centro Virgen de Valvanera no existen este tipo de celdas.” Pues bien, el trabajador de Fundación Diagrama y testigo de la Fiscalía, no solo reconoce que existen, sino que admite que las ha utilizado. Y lo hace como testigo de la Fiscalía, advertido, se supone, de su obligación de decir la verdad.

Pues bien, teniendo conocimiento de esta situación, la Fiscalía no solo no hace nada sino que, al minuto uno desde que yo desvelo la situación, pone en marcha una investigación contra mí, entre otros motivos, por desvelar la existencia y utilización de esos procedimientos de contención que son absolutamente ilegales.

Conociendo fehacientemente esa realidad, el Gobierno de La Rioja, no solo no actúa iniciando una investigación, sino que gira una visita de propaganda liderada por Emilio del Río en la que alaba los procedimientos y los métodos de trabajo en la gestión privada de este Centro público y decide querellarse contra el diputado que hace pública una situación claramente ilegal que se está produciendo con el respaldo del Gobierno de La Rioja y utilizando los recursos públicos de todos los riojanos.

Es decir: todo el mundo parece rasgarse las vestiduras y decide querellarse contra mí por denunciar la práctica de métodos ilegales, prohibidos y salvajes en el Centro de Integración de Menores Virgen de Valvanera y esos mismos que me denuncian miran para otro lado cuando, al menos otra persona, admite no solo su existencia sino su utilización habitual.

Empieza a resultar muy curioso este caso en el que el Gobierno arremete contra mí cuando hago pública una situación y me presenta incluso una querella por considerar que estoy calumniando a la autoridad; en el que el Fiscal me considera un mentiroso pero, al mismo tiempo, dice que no puede actuar porque no calumnio a la autoridad y en el que nadie, ni Gobierno ni Fiscalía, actúa contra quienes admiten la existencia y prácticas de métodos que están absolutamente prohibidos.

Empieza a resultar incluso sospechosa, la actitud de algunas autoridades, (aunque igual resulta que no son tales) y uno empieza a pensar que detrás de todo se pretende esconder algo todavía más grave que lo que se denuncia.

18

03 2015

VIAMED ¿miedo a la verdad?

iNAUGURACIÓN viamedHace unos pocos días, los medios de comunicación se hicieron eco de dos comunicados enviados por VIAMED SALUD S.L en los que directamente me acusaba de haber presentado con errores, fuera de plazo y de manera inconsistente, la contestación a la demanda que presentaron contra mi en los juzgados de Madrid. En esos mismos comunicados, VIAMED aseguraba que, en mi contestación, evitaba pronunciarme sobre los extremos de su demanda y me limitaba a hacer mítines políticos. Cada día estoy más seguro de que cualquiera de los pasos dados por VIAMED y cualquiera de sus comunicados solo son un intento de acallarme, de enmudecer mis denuncias, de tratar de demostrar su poder e influencia y, sobre todo, de enviar un aviso a navegantes para que otras organizaciones, plataformas y personas que están defendiendo la sanidad pública riojana, cojan miedo y no se atrevan a criticar el escandaloso proceso de privatización de la sanidad pública riojana que está llevando a cabo el Gobierno de Pedro Sanz.

Pues bien, VIAMED SALUD SL, presentó un recurso de reposición contra la resolución que admitía a trámite mi contestación a su demanda y nos convocaba a las partes a un acto llamado “audiencia previa” en el que se deben manifestar los hechos objeto de nuestra controversia y proponer nuestras pruebas para la vista. VIAMED aseguraba que mi contestación a la demanda contenía “defectos insubsanables”, y por ello pedía al Juzgado que mi contestación a la demanda no se tuviera como realizada y que se me considerara en rebeldía procesal.

La realidad, es que mi contestación a la demanda no tiene nada de mitinera, ni mucho menos de literaria. Ni elude entrar al fondo de la cuestión, ni minimiza ninguna de las denuncias públicas que se han realizado por mi parte en contra de la privatización de la sanidad pública riojana y en contra del sistema de adjudicación de los contratos de servicios sanitarios; ni mis acusaciones de vínculos familiares de la gerente del SERIS y VIAMED, ni respecto al beneficio de la Gerente del SERIS a cuenta de la privatización de la sanidad pública riojana.

En mi contestación a la demanda, a lo largo de 20 folios, no solo me ratifico en cuantas denuncias públicas he realizado, sino que además acuso a VIAMED SALUD de interponer su demanda en único beneficio y defensa de Pedro Sanz, del Consejero de Salud y de su esposa la gerente del SERIS. En esa respuesta, pongo de manifiesto además que, a pesar de que VIAMED SALUD, “se vende” como una empresa de importante implantación nacional, lo cierto es que su principal implantación se centra en La Rioja y en comparación con su implantación y beneficio en esta comunidad, el resto de su negocio, es testimonial. Aseguro asimismo que médicos del plantel de VIAMED intervienen en hospitales públicos y a costa de los recursos públicos, solicitando además que VIAMED se vea obligada a aportar el calendario laboral de la doctora Martínez Galarreta (que presta su trabajo en el conglomerado VIAMED) en el que conste expresamente si el día 22 de octubre se encontraba realizando una intervención quirúrgica para ese conglomerado o se encontraba interviniendo en el Hospital San Pedro, por iniciativa particular y propia, cuando participaba en la intervención realizada a la madre de la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra.

Asimismo, por mi parte también he solicitado que para la vista se requiera a VIAMED SALUD S.L para que aporte a este procedimiento el contrato de gestión de servicios públicos 17/2008 de hemodinámica, cardiología intervencionista, electrofisiología y cirugía vascular, llevado a cabo mediante concierto con el Gobierno de La Rioja y el contrato 18/2009 (de ASISCAR), cuyas irregularidades ha constatado el propio Tribunal de Cuentas. Y, desde luego, en mi respuesta, tampoco me duelen prendas en acusar directamente a VIAMED SALUD de actuar única y exclusivamente con fines políticos.

Yo creo por tanto, que son todos estos datos y estos detalles que aporto en mi respuesta, junto con su correspondiente documentación, los que explican que la propia VIAMED SALUD haya intentado por todos los medios que el Juzgado de Madrid, rechace mi contestación y suspenda la audiencia previa señalada para el 1 de Abril próximo.

Parece que tanto VIAMED SALUD como el propio Gobierno regional intentan que esa audiencia previa no se celebre y con este torpe recurso, han intentado que la documentación aportada por mi parte, así como las acusaciones, manifestaciones y pruebas no fueran tenidas en cuenta en el procedimiento. Y es precisamente aquí donde han encontrado su primer revés judicial. Y es que el Juzgado de Primera Instancia Nº 74 de Madrid, ha desestimado el recurso de reposición presentado por VIAMED SALUD, e incluso le ha condenado a la pérdida del depósito ingresado para la presentación del mismo.

El Decreto del Juzgado de Primera Instancia por el que se desestima el recurso de VIAMED SALUD S.L, deja de manifiesto igualmente que la intención de VIAMED no era otra que la de impedirme el acceso a mi defensa y a la justicia y le reprocha que presentara este recurso contra la diligencia de ordenación que admitía mi contestación y establecía la fecha de la vista, y no contra el resto de resoluciones emitidas posteriormente por el juzgado.

La realidad, -que incluso el Juzgado ha detectado-, es que a VIAMED SALUD parece que ahora no le interesa que se revuelva en los contratos que el Gobierno regional le adjudica. La realidad es que a VIAMED SALUD no le interesa explicar las razones por las que sus médicos privados intervienen con recursos públicos a la madre de la alcaldesa de Logroño. La realidad es que a VIAMED SALUD ahora no le interesa tener que explicar por qué defiende a Pedro Sanz, al Consejero de Sanidad y a la gerente del SERIS y tampoco parece interesarle explicar cuál es la función que desarrolla dentro de VIAMED SALUD el hermano de la gerente del SERIS y esposa del consejero de Salud.

Por mi parte, lo único que puedo decir es que, aunque al hombre más rico de La Rioja, -que es en lo que ha convertido Pedro Sanz al propietario de Viamed-, y al propio Gobierno no les guste, yo pienso continuar ratificándome pública y judicialmente en todas mis denuncias sobre el proceso de privatización del sistema sanitario riojano, y además aportaré ante los tribunales pruebas y documentación que demuestran la veracidad de mis afirmaciones.

No soy yo quien debe dar ningún tipo de explicación sobre estos extremos y sobre el proceso de privatización de la sanidad pública riojana. Es al Gobierno de Pedro Sanz y, en todo caso a VIAMED, a quienes les corresponde dar las explicaciones que llevamos años pidiéndoles. Son Pedro Sanz y VIAMED quienes deben explicar por qué se reduce personal del sistema sanitario público mientras se multiplica la privatización de servicios, justificándolo en una carencia de personal público. Son ellos quienes deben explicar por qué algunos médicos de la plantilla de VIAMED participan en intervenciones quirúrgicas en el Hospital San Pedro, con medios públicos, a la vez que externalizan servicios a hospitales privados del grupo VIAMED. Son ellos quienes deben explicar la razón de que más de cien millones de euros de las arcas públicas, hayan ido a parar al entramado empresarial privado, mientras plantas enteras de nuestro Hospital público de referencia están cerradas y un hospital público como el Hospital de La Rioja languidece también medio cerrado.

Si VIAMED, o quien le haya dado las instrucciones, creen que con demandas o querellas van conseguir que no continúe informando a los riojanos de lo que el Gobierno de Pedro Sanz hace con el dinero de todos y con los recursos públicos, o que dejaré de pedir explicaciones de la gestión y del destino de los recursos que entre todos y con mucho esfuerzo tenemos que aportar, están equivocados. De momento, ya han recibido su primer revés judicial en los Juzgados de Madrid, algo de lo que me alegro, y espero que los sucesivos nos ofrezcan los mismos resultados.

13

03 2015